Características de los lobos

 

Los lobos

El lobo es un mamífero que pertenece a la familia de los carnívoros y cuenta con varias subespecies.

Un lobo puede variar en cuanto a su peso y tamaño, dependiendo la región en la que habite y de la subespecie. Su altura oscila entre los 80 y 85 cm y su medida de longitud es de 105-160 de largo. El peso va de 25 a 38.5 kilos, pero descubrimientos científicos han comprobado que hay lobos de hasta 80 kilos; aquellos de más de 54 kg son muy raros. Sus colmillos miden generalmente 6 cm de largo.

Objetivos

Objetivo General

  1. Conocer las características generales de las diferentes especies de lobos.
  2. Identificar el hábitat general de desarrollo de los lobos. 
Descripción de los lobos

Características:

¨ Los lobos son vertebrados.

¨ Los lobos poseen una mandíbula fuerte con dientes adaptados para desgarrar la carne.

¨ Los lobos tienen increíbles capacidades adaptativas. Su pelaje los cubre de las bajas temperaturas.

¨ Viven en casi todo el planeta, según la altura en la que se desarrollen, su tamaño es variado; en zonas más altas su tamaño es menor.

¨ Los lobos se desarrollan por medio de placenta.

¨ No están en peligro de extinción, pero hay zonas en el planeta, en donde su población ha disminuido enormemente.

 

Pasos a seguir

Metodología y pasos a seguir.

 

revistas y libros.

material a exponer.

escrito y cartel.

Materiales
Recursos

Recursos Humanos

Recursos Técnicos

Evaluación

Tipo de Evaluación

  1. Prueba escrita de 25%.
  2. Trabajo expositivo de 25%
  3. Investigación sobre el tema en estudio 50%
Investigación

Logros del aprendizaje

Descubrí que los lobos son vertebrados.

Que su tamaño cambia según la zona donde se desarrollan.

Que son carnívoros.

Los lobos se adaptan a temperatura bajas, debido a su pelaje.

Los lobos suelen organizarse en manadas siguiendo una estricta jerarquía social.

 

La manada la lideran dos individuos que están en lo más alto de la jerarquía social: el macho reproductor y la hembra reproductora.

 

El macho dominante frota su cuerpo contra el de los subordinados, como una forma de marcarlos como parte de la manada que le pertenece.